Cuarteto Furtivo

 

 

El Cuarteto Furtivo es una agrupación de guitarras y contrabajo creada en marzo de 2009 en Paraná que bajo los arreglos y dirección de Juan Pablo Centurion ha adquirido un notable nivel de ensamble y afiatamiento musical.

Los músicos, con la voz de Pablo Liendo integrada como un instrumento más de la formación, realizan un repertorio tradicional de tangos, milongas y valses con precisión académica pero con la frescura de su juventud y del más auténtico y genuino  sonido tanguero.

Además de Centurion y Liendo, el Cuarteto Furtivo está integrado por los guitarristas Osvaldo Gerlo y Guillermo Casal más el contrabajista Martín Carrere. 

Los músicos del Cuarteto Furtivo aprendieron escuchando los discos de los mayores,  ya que no hay escuelas de música popular en la zona. Sus referentes son Edmundo Rivero, el Polaco Goyeneche con Ernesto Baffa y Osvaldo Berlingieri, Salgán con sus cantores, el Quinteto Real, el Cuarteto San Telmo, Astor Piazzolla y Nelly Omar, entre otros, y, más acá en el tiempo, el Quinteto Ventarrón,  Horacio Avilano y Cristian Zárate Cuarteto.

Si bien hasta ahora su repertorio se compone de temas clásicos y del lunfardo, pronto el Cuarteto Furtivo comenzará a tocar sus propias obras, por lo que la siguiente meta será, según todo lo indica, la de grabar un primer disco con todo ese material.

Escribió Carlos Marín en “El Diario” (Paraná):

En marzo de 2009, un grupo de músicos jóvenes y talentosos se encontró en torno al tango para dar forma al Cuarteto Furtivo. Juan Pablo Centurion, Osvaldo Gerlo, Guillermo Casal (guitarras), Martín Carrere (contrabajo) y Pablo Liendo (voz) son los integrantes de este grupo representante de un trayecto generacional que expresa una deriva coincidente en el mundo de la música: del rock –como puerta de ingreso- a la música ciudadana.
Es que, explica Juan Pablo Centurion, “pocos son los géneros populares que tienen el vuelo lírico en sus letras y técnico en lo musical, como lo es el tango”. Para el guitarrista que, entre otras experiencias, años atrás formó parte del grupo de rock Camachuí, el tango “es síntesis, fusión de historias y culturas” y el tránsito entre un género y otro. “Tiene que ver con el lugar social y el tiempo en que nacimos los furtivos”.
Es el que el rock, -o por caso la cumbia-, son géneros populares que han oficiado para muchos músicos, como vías para ingresar al universo de la interpretación y desde esos lugares derivar hacia otros territorios.
“Un día uno empieza a mirar hacía su interior y se identifica con ese sonido y esas letras que lo tocan de cerca”, cuenta el guitarrista sobre su tránsito, casi natural, del rock al dos por cuatro. “Eso nos lleva a descubrir el tango, el jazz, el flamenco y el folklore argentino” y de allí a interesarse en interpretarlos, “hay un paso”.
El tango, “me hace sentir la misma adrenalina que en su momento me generó el rock”, confía el músico que, por otro lado, se muestra respetuoso de las formalidades y convenciones del género. “Para ser innovador hay que tener cimientos, conocer las raíces, para ello tenemos que ahondar en los conocimientos sobre historia, armonía, letras”, asegura.
La vinculación con el tango ha llevado al grupo a configurar un repertorio de tango de bajo fondo, ligado al lunfardo, “con clásicos y no tanto” un panorama en el cual, Centurión destaca el aporte de los anónimos intérpretes de las provincias que, a fines del siglo XIX y comienzos del XX nutrieron con sus búsquedas y hallazgos.
En este trayecto, los músicos del grupo son concientes de que, en algún momento, las composiciones propias van a llegar.
“Estudiamos todo el tiempo para poder hacer un repertorio que no sea del clásico”, explica Centurión, que actualmente aborda con el cuarteto “esencialmente tangos, valses y milongas”.

 

Myspace: http://www.myspace.com/cuartetofurtivo

Facebook: http://www.facebook.com/page/cuarteto-furtivo

Contacto: cuartetofurtivo@hotmail.com; delfinallosa@gmail.com

 

 

Post to Twitter

Deja un comentario